Seleccionar página
Cambiar duele, pero no cambiar duele más

Cambiar duele, pero no cambiar duele más

No hay que esperar a que algo esté roto para repararlo. Que hayamos hecho algo de una forma toda la vida, no quiere decir que no lo podamos hacer de otra manera. Hace poco empezó a dolerme el hueso carpiano por grabar tantos audios (y tan largos) en WhatsApp. Ese...